Entrevista a Ebru Şahin

La actriz turca Ebru Şahin es una de las protagonistas de Hercai (Orgullo en su versión en español) donde interpreta el personaje de Reyyan, una joven que proviene de una familia muy importante de la ciudad de Midyat. La muchacha está cansada de vivir encerrada en su palacio y cuando decide salir, se encuentra con Miran, un hombre que está interesado en su familia con planes de venganza. En esta sección conoceremos un poco más sobre esta gran artista, quien fue reconocida mundialmente por este personaje y que tiene mucho más para dar.

¿Qué puedes contarnos sobre tu personaje en Herca (Orgullo)?

Es como una hija para mí. Me encanta su ingenuidad y su deseo de buscar la verdad. Las dos nos guiamos más por el corazón que por la razón, pero nos separa que ella, por estar en el lado bueno, se calla y abandona la lucha por la libertad y la justicia.

 

¿La personalidad del personaje de Miran, te podría conquistar fuera de la historia de Hercai?

Yo no podría amar a alguien con tantas emociones negativas ni mantener una relación agresiva. Reyyan y Miran tienen una fuerte química y mucha pasión, pero no me parece posible que pueda haber esos sentimientos en medio de una situación tan caótica.

 

Personalmente, ¿Alguna vez sentiste ese sentimiento de venganza que tiene el personaje Miran?

Él se ha alimentado de odio y ese sentimiento es muy poco común para mí y mi entorno. Pero no podemos juzgar a Miran, porque a todos nos ha moldeado lo que nos rodea.

 

¿Cómo te llevas con Akin Akınözü, tu compañero en Hercai?

Era la primera vez que coincidimos y tenemos un buen vínculo profesional. Todos somos amigos en el set: nos divertimos y nos entretenemos para evitar tensiones.

 

Tu personaje en Hercai es tu primer protagonismo, ¿Qué crees que vieron los productores?

Puse mucha energía y fe, y en el casting se notó. Estaba tan emocionada, que cuando entré por la puerta ya era Reyyan.

 

¿Cómo llegaste a audicionar para Hercai?

Dejé justo antes un proyecto bastante importante para mí porque necesitaba cambiar, a pesar de que todos me decían que no era prudente. Poco después, apareció Hercai. Ahí comprendí que debo confiar siempre en mi instinto y hacer lo que quiero.

¿Qué puedes contarnos sobre tus inicios de la carrera?

Quise ser actriz desde joven, pero no tenía medios ni alguien que me orientase. Cogí pavor a la industria hasta el punto de que dejé incluso de ver televisión y cine. En la universidad elegí Deportes, que me gustaban mucho, pero cuando me gradué sentí que lamentaría no dedicarme a la actuación. Eso me dio coraje para luchar por mi sueño.

 

¿Cuán importante es el físico en tu trabajo?

Por desgracia, la gente quiere ver personas atractivas en la pantalla. Pero en la vida real no es así. Yo hago ejercicio y me cuido porque me hace sentir bien.

 

¿Tenes alguna otra habilidad que quieras contar?

Aprendí a montar a caballo para la novela y se ha convertido en mi afición favorita. También me gusta cantar, lo hago en Hercai, meditar y escribir letras de canciones o frases que me llaman la atención; esto me ayuda a tratar de entender mis propios pensamientos.